Estás en:

Tour de Francia 2010

>

Noticias

>

Contador despega en Mende

Tour de Francia 2010

Tour de Francia 2011

Actualizado: 21:07

Tour de Francia 2010

DUODÉCIMA ETAPA

Contador despega en Mende

'Purito' Rodríguez sella la primera victoria española, mientras que el líder de Astana, segundo, le araña diez segundos a Schleck

Comparte esta noticia »
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Contador despega en Mende

J. Gómez Peña | Mende16/07/2010

Mende es un pueblo que tiene un aeródromo en el techo, una pista de aterrizaje en el monte que le da sombra. Volar. De siempre, a Alberto Contador le ha gustado 'Spiderman'. Cuando le dan a elegir un superpoder, dice: "Volar". Desde niño ha criado canarios y pardillos. Soñaba con los 'picados' del halcón peregrino de Félix Rodríguez de la Fuente. Volar. Y desde 2007, cada vez que pasa por Mende coge vuelo. Aquí desplegó sus alas en la París-Niza de ese año y también venció aquí en la París-Niza de éste. Hoy, casi. Joaquín Rodríguez, catalán de vuelo raso, se le adelantó y agarró la etapa. Caza menor. La escopeta de Contador iba dirigida a Andy Schleck. Caza mayor. Silbó una bala en Mende. Y se clavó en el luxemburgués. Herida leve: apenas perdió diez segundos. Pero entró tocado de un ala. Ya sabe lo que le espera cuando el bando de dorsales del Tour sobrevuele desde este sábado los Pirineos.

A tres kilómetros del aeródromo, Contador accionó las turbinas. Exploró a Andy Schleck con una mirada rápida. Le vio por dentro. Algo pasaba. "Andy es agresivo. Le gusta atacar y no se movía", pensó el madrileño. Era la suya. Hacia la pista de despegue. Sólo le hacía falta una señal. Y se la ofreció Joaquín Rodríguez, el catalán que ha tenido que emigrar del ciclismo español al ruso (Katusha) para debutar con 31 años, al fin, en el Tour. 'Purito' Rodríguez está hecho para etapas como la de Mende. Para las detonaciones. Pocos tienen su descarga, ese descorche muscular en un par de kilómetros. Rodríguez dio el banderazo de salida. Salió como un resorte y las hélices de Contador le siguieron. Nadie más.

El calor se reía de la brisa. "Ha sido la etapa en la que más he sufrido", confesó Samuel Sánchez, cada vás más tercero del Tour, cada día más fatigado. Así llegaron todos a Mende. Masticados por dos semanas de fuego. Andy Schleck entró más serio que nadie. "Ya dije que esta subida no me gustaba". Nunca se despega del suelo en este aeródromo. Cuando Contador le cogió una docena de metros, se sentó. Resignado. "Era demasiado explosivo para mí". Y le vio marchar. Volar. La sinfonía de ánimos que recibía desde la cuneta no le servía. "Alberto se ha tomado hoy la revancha de Morzine", resumió. Cierto: Contador recobró este viernes los diez segundos perdidos en los Alpes.

Enfado general

El caso es que en Mende todos salvo Rodríguez estaban enfadados. El que más, el líder Schleck, que sólo conserva 31 segundos sobre Contador. Máscara de pesimismo por perder ese tiempo. Por el mensaje recibido. Por lo que le espera. También Contador tenía el entrecejo fruncido, molesto por no ganar más segundos y por dejar escapar la etapa. Su genio tenía un consuelo: "Me he sentido muy bien. Cada día mejor". Aunque para cara larga la de su compañero Vinokourov. Gesto frío. A 3 kilómetros del final, iba hacia el triunfo. Entró tercero, tras 'Purito' y Contador, y a puñetazos con su manillar. Debajo de su casco miraba la rabia.

Mereció la etapa. En otro día de aire espeso, Vinokourov jugó al ajedrez con el Saxo Bank, el equipo de Schleck. El kazajo montó una fuga con Kloden, Hesjedal, Kirienka, Verdugo, Valls... Corrió como si la de hoy fuera la última etapa del Tour. A tope. El castigo fue tremendo para todos. No queda llano en el paisaje sublime del Macizo Central. La carretera enloquece en todas direcciones: arriba, abajo, derecha, izquierda. Y el fuego sigue en el aire del Tour. Derroche de luz. Vinokourov consiguió llegar al inicio de Mende, junto a Kloden, Hesjedal y Kiryenka. Los dejó en una subida poblada de gritos, colores y banderas. Hace justo dos años, le echaron del Tour por dopaje sanguíneo. "He vivido desde entonces para volver". Hoy regresó en Mende.

Y habría ganado la etapa de su segunda vida si 'Purito' no se hubiera ido a Rusia a correr. Al catalán, ni el Once, ni el Saunier, ni el Caisse d'Epargne le trajeron nunca al Tour. Prohibido. Así que marchó al Katusha. Y desde Rusia desabrochó la subida a Mende. Al fin en la mejor carrera y con el mejor, con Contador. El madrileño sacrificó a Vinokourov, su gregario kazajo. No podía hacer otra cosa. Caza mayor: quería alejar a Schleck. Con eso pudo; con la etapa, no. "Le he pedido a Alberto que me dejara ganar", declaró 'Purito'. La respuesta fue negativa. Dos aviones en la única pista de Mende, con Vinokourov unos metros detrás maldiciendo su suerte. Despegó primero 'Purito'. Vuelto corto. Destino: Mende. A la par se elevó Contador. Viaje largo: hacia París, con escala en los Pirineos.

Comparte esta noticia »

Encuestas »

¿Quién ganará el Tour?

Palmarés

Todos los ganadores de la prueba por etapas más importante del mundo.

Encuestas »

¿Quién ganará más etapas?

Vocento