/premios-oscar/2011/archivos/201102/lared-critica-2000xXx80.jpg
Introvertido, desleal y muy antipático. Así retrata David Fincher al creador de Facebook en su última película, 'La red social'

Introvertido, desleal y muy antipático. Así retrata David Fincher a Mark Zuckerberg -creador de Facebook- en su última película, "La red social". Una notable cinta que cuenta cómo nació una de las herramientas virtuales más influyentes de este siglo y en la que participa el cantante Justin Timberlake. Basada en el libro "Multimillonarios por accidente", de Ben Mezrich, una trama que mezcla realidad y ficción, "La red social" es un drama oscuro que se nutre de las versiones de los que eran amigos de Zuckerberg en Harvard.

Prima en el argumento la amarga experiencia de Eduardo Saverin, en aquella etapa amigo íntimo del precoz genio y la primera víctima de su voraz ambición. Él fue quien financió los primeros pasos de una empresa que ya tiene más 500 millones de clientes. Aunque, si hay que atenerse a la película, Zuckerberg no le agradeció nunca su aportación. Saverin acabaría traicionado por el que creía su mejor amigo. «Fue todo un desafío trasladar la historia a la gran pantalla; cuando empecé a documentarme por mi cuenta y pregunté a algunos de los protagonistas de la trama, cada uno defendía su propia versión», explica Aaron Sorkin, guionista del filme, que en vez de asustarse se tomó como «un regalo» esa disparidad de opiniones.

A los abogados de Facebook les hubiese encantado que esta película no saliese adelante

Lavado de imagen

El guionista, autor paradójicamente de una de las series favoritas de Zuckerberg ("El ala oeste de la Casa Blanca"), estuvo todo un año documentándose sobre la verdadera personalidad del joven, que ahora tiene 26 años. Sorkin no quiere revelar todas sus fuentes, pero entre ellas se encontraban además de Saverin los hermanos Winklevoss. Dos excelentes estudiantes de Harvard y atletas (llegaron a participar en los juegos de Atenas en la modalidad de remo) que demandaron a Zuckerberg por copiarles la idea de crear una red social. Tanto Saverin -que también llevó su caso ante el juez- como los Winklevoss ganaron sendos juicios y se embolsaron una importante suma de dinero. «A los abogados de Facebook les hubiese encantado que esta película no saliese adelante», desvela el guionista, quien dio la opción a Zuckerberg de ofrecer su propia versión de los hechos y de demostrar que no es tan malo como le pintan.

Éste no aceptó la oferta. Le debió de doler el crudo retrato que se hace de él en la película. No hace ni una semana desde su estreno en EE UU y el joven millonario ha puesto en marcha ya una campaña de lavado de imagen. Primero fue una donación a unas escuelas de Nueva York, luego una pequeña intervención en el programa de Oprah Winfrey y por último dejó entrar en su casa de Palo Alto (California) a un periodista con el fin de hacerle un maquillado perfil. Algo histórico si se tiene en cuenta su celosa personalidad.

Interpreta su personaje un brillante Jesse Eisenberg, un joven judío -igual que el creador de Facebook- que se enfrentó valientemente al reto de encarnar al personaje más influyente del nuevo "establishment" de Estados Unidos, según "Vanity Fair". «Es un papel muy rico; se trata de alguien estoico pero a la vez dueño de una gran vida interior», describe.

Justin Timberlake da vida a Sean Parker, uno de los fundadores de Napster, que ayuda a Zuckerberg al extender su negocio a otros países. Educado, pero algo escueto, el artista se define como un «fanático de las películas de David Fincher». «Es uno de los mejores directores del mundo; ha sido una gran oportunidad para mí formar parte de "La red social"», explica Timberlake, quien, pese a su participación en la película, reconoce no tener página personal en Facebook.

Diálogos afilados e interpretaciones majestuosas hacen de la última cinta de Fincher una obra a tener en cuenta. Zuckerberg ya ha dicho que no la verá. Quienes asistan a los cines lo entenderán enseguida, porque desde la primera secuencia se aprecia su irritabilidad. Y es que nunca un eslogan había sido tan explícito. «No haces 500 millones de amigos sin ganarte algunos enemigos».

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios
minuto a minuto

En directo: Sigue la gala minuto a minuto con

Ver todas las entradas »

¿Cuánto sabes?

Demuestra lo que sabes sobre los Oscars

Vídeos

  • Cuenta atrás para los Oscar

  • Bardem, preparado para los Oscar

  • Tráiler de 'Cisne Negro'

  • Tráiler de 'Valor de Ley'

  • Tráiler de 'El discurso del Rey'

  • 'Tráiler de 127 horas'

Ver más vídeos »
Vocento
rss
Premios Oscar 2010