/premios-oscar/2011/archivos/201102/coen_perfil2-2000xXx80.jpg
Estos hermanos que se mueven como si fueran un único ser con dos privilegiadas cabezas aspiran con 'Valor de ley' a pulverizar el favoritismo de 'La red social' y 'El discurso del rey'

Forman el tándem más perfecto de Hollywood. Joel y Ethan Coen aspiran con 'Valor de ley' por tercera vez al Oscar al mejor director -consiguieron la estatuilla por 'No es país para viejos' y se les escapó por 'Fargo'-. También es la tercera ocasión en la que optan en el apartado de mejor guión adaptado -se lo llevaron por 'No es país para viejos' después de ver cómo Stephen Gaghan, autor del libreto de 'Traffic', se lo arrebataba en 2001 a su texto para 'O Brother!'-. Además, triunfaron con 'Fargo' en la categoría de Mejor Guión Original y estuvieron cerca de conseguirlo en 2010 con 'A serious man'. Cierto es que en esta ocasión no lo van a tener fácil. 'La red social' y 'El discurso del rey' parten como favoritas. Pero 'Valor de ley' se ha convertido en la película más exitosa de los Coen si únicamente nos atenemos al vil metal. Su recaudación supera ampliamente la conseguida por el filme con el que Bardem conquistó el Oscar.

Una película, la protagonizada por Jeff Bridges, que ha insuflado nueva vida al género 'western' como en su día hiciera el 'Sin perdón' de Clint Eastwood. Pero a estas alturas nada amasado por las manos de este dúo que se comporta como un único ser con dos privilegiadas cabezas sorprende ya. Son capaces de cualquier cosa, casi siempre en el buen sentido. Hijos de dos profesores universitarios judíos, estudiaron en prestigiosas universidades de la costa este de EEUU y filmaron su primera película, 'Sangre fácil' en 1984. En ella estaban presentes buena parte de los ingredientes que siempre han caracterizado su cine: un extraordinario dominio del marco espacio-temporal, una cinefilia que les permite salpicar sus cintas con homenajes a clásicos más o menos populares de la gran pantalla y unas tramas en las que siempre hay espacio para lo imprevisto. También figuraba una de sus actrices fetiche, Frances McDormand, casada desde ese mismo año con el mayor del equipo, Joel.

'Arizona baby' (1987), 'Muerte entre las flores' (1990) y 'Barton Fink' (1991) serían los siguientes hitos en su filmografía. Hasta que llegó el gran pelotazo con 'Fargo' (1996), una cinta en la que un hombre acuciado por sus problemas monetarios ideaba el secuestro de su esposa para conseguir un lucrativo rescate pagado por su suegro, plan que se venía abajo merced al celo de una agente de policía y a la ineptitud de sus ejecutores. El Festival de Cannes consagró la cinta y los Coen alzaron su primer Oscar por el guión.

Su gusto por los bajos fondos, deudor de las novelas policíacas de Raymond Chandler o Dashiell Hammett, impregna la mayor parte de su filmografía, erigida a base de rateros y secuestradores de diverso pelaje -'El gran Lebowski' 'O Brother', 'El hombre que nunca estuvo allí' o 'The ladykillers', por citar sólo algunas-, desde villanos con tintes más cómicos que otra cosa -baste recordar su 'Quemar después de leer'- a seres despojados de cualquier viso de humanidad -el Anton Chigurh de 'No es país para viejos', por ejemplo-. Ellos son la argamasa de una peculiar radiografía de la sociedad estadounidense que va más allá de lo que habitualmente se nos muestra. La obra casi perfecta de un tándem perfecto.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios
minuto a minuto

En directo: Sigue la gala minuto a minuto con

Ver todas las entradas »

¿Cuánto sabes?

Demuestra lo que sabes sobre los Oscars

Vídeos

  • Cuenta atrás para los Oscar

  • Bardem, preparado para los Oscar

  • Tráiler de 'Cisne Negro'

  • Tráiler de 'Valor de Ley'

  • Tráiler de 'El discurso del Rey'

  • 'Tráiler de 127 horas'

Ver más vídeos »
Vocento
rss
Premios Oscar 2010